Lectura Recomendada
Inicio » Alimentación Infantil » Lactancia Materna: Lactantes de 0 a 6 meses de edad

Lactancia Materna: Lactantes de 0 a 6 meses de edad

La lactancia es fundamental para establecer y fortalecer el vínculo madre-hijo.

La leche materna es el alimento ideal y, en general, suficiente hasta los 6 meses de edad. La lactancia materna representa un modelo de referencia frente al cual otros sistemas de alimentación deben ser comparados para comprobar sus cualidades. Asimismo, la alimentación de la madre durante el período de lactancia es fundamental.

Los beneficios comprobados atribuibles a la lactancia materna son muchos e importantes, tanto para el bebé como para la madre:

Para el bebé:

  • Disminuye la incidencia y gravedad de un amplio grupo de enfermedades infecciosas.
  • Reduce el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Representa una mejora del riesgo de padecer un gran y heterogéneo grupo de enfermedades no infecciosas (alergia alimentaria, diabetes mellitus, etc.).
  • Mejores resultados en los test de desarrollo cognitivo.

Para la madre:

  • Menor sangrado posparto.
  • Menor riesgo de cáncer de mama y ovario.
  • Representa un elemento fundamental en el establecimiento y fortalecimiento del vínculo madre-hijo.

Si bien la lactancia materna es la mejor forma de alimentación del bebé, a veces no es posible. Cuando no es posible, o la madre así lo decide, hay alternativas suficientemente seguras para lograr un desarrollo sano del bebé.

¿Qué es el calostro?:

  • Es la leche de los primeros 2-4 días; es menos densa y más amarillenta.
  • Es rica en inmunoglobulinas, minerales y proteínas, y más pobre en grasas e hidratos de carbono que la leche madura (a partir de los 7-10 días), y su composición es la óptima para las necesidades del bebé en esos primeros días. En este periodo de tiempo la composición de la leche va cambiando progresivamente.

Composición y características de la leche materna:

  • La composición de le leche materna es tal que cubre suficientemente las necesidades del bebé.
  • La composición de la leche materna va cambiando, se adapta a las necesidades básicas del bebé en cada momento, y no solo a lo largo de los primeros meses (calostro, transición, leche madura), sino también dentro de una misma toma.
  • Cuando se comparan leches de madres de distintas regiones del mundo se comprueban más similitudes que diferencias. Estas se centran en proteínas y ciertos minerales y vitaminas. Generalmente pueden explicarse por la dieta materna y otros factores ambientales.
  • La leche materna nunca puede hacer daño al bebé; quizás pueda ser escasa, pero nunca mala.

Claves iniciales para una lactancia adecuada

Si piensa alimentar al pecho a su bebé, hay algunas cuestiones importantes a tener en cuenta desde el primer momento:

  • Poner al bebé al pecho cuanto antes, si es posible en el mismo paritorio.
  • Posición correcta al mamar: labios abiertos y separados, introducir en la boca toda, o casi toda, la areola mamaria; el labio inferior debe quedar plegado hacia fuera.
  • Dar el pecho a demanda, cuando el bebé lo pida, y durante el tiempo que necesite (cada bebé es único y diferente a los demás).
  • Vaciar la mama en cada toma.
  • Buscar una posición cómoda para la mamá; sentada o acostada, no importa. Si da el pecho sentada, busque una posición cómoda para su espalda y con apoyo en sus brazos, sobre todo el brazo que sostiene al bebé.
  • Los lactantes que toman leche materna, en general, no necesitan tomar agua (salvo si la temperatura ambiental es alta, en cuyo caso puede ofrecerse pequeñas cantidades después de alguna toma de pecho).

Si le da leche artificial desde el comienzo:

  • Al comienzo pruebe a darle tomas cada 2-3 horas (7-9 tomas al día). Es importante adaptarse a las necesidades del niño tanto en el número de tomas como la cantidad de cada una de ellas (cada niño es diferente a los demás).

Horarios y número de tomas:

  • Al comienzo todo es bastante desordenado, tenga paciencia y déjese llevar por el bebé.
  • Los primeros días suelen tomar 7-9 veces al día. No importa si su bebé quiere tomar más veces (los nacidos con peso bajo pueden necesitar tomar con más frecuencia).
  • A partir de los 2-3 meses el número de tomas es muy variable; pudiendo variar de 5 a 7 al día en la mayoría. A partir de los 4-5 meses, algunos lactantes tienen suficiente con 4 o 5 tomas al día, aunque otros aun toman de 6 a 7 veces.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *